Contra los impuestos

***

“¿Cuál es la diferencia entre un taxidermista y un recaudador de impuestos? El taxidermista sólo te quita la piel”

Mark Twain

***


Más de 3000 orangotanes ya reciben mis emails

Suscríbete a la Niusleta de Joseo20.

Yo sí mando spam. Cuando tengo que vender, vendo. El resto de tiempo envío emails con temas que considero interesantes.

Hablo de todo lo que me sale de los cojones, no sólo de marketing o negocios. Hay política, filosofía y otras gilipolleces.

Es probable que después de leerla me odies.

Incluye orangotanes.

[optin_subs title=»» descr=»» legal=»Acepto la Política de Privacidad.
Recojo estos datos a través de ORANGOTALIA, S.L.U., para que puedas recibir mis emails. La base de legitimación es tu consentimiento. No cedo tus datos. Los tendré hasta que me digas que los borre. Para ejercitar tus derechos de protección de datos, escríbeme a contacto@joseo20.com o consúltalo con mi abogado (el que tengo aquí colgado).» ID=»3″]

Boeno, vamos con el tema de la semana. Los youtubers, irse a Andorra y toda la moveda.

Yo voy a hablar de los impuestos en general, y, para ello, voy a ir poniendo algunos argumentos a favor de los impuestos y, bien o mal, voy a tratar de discutirlos.

Antes de eso, cuatro aclaraciones previas:

  1. Yo parto de la base de que los impuestos son el mal. Un mal necesario, si se quiere, pero un mal. Son un robo y sólo ponen de manifiesto nuestra incapacidad para ser civilizados.

  2. En el debate sobre los impuestos, el fraude y demás la postura anti-impuestos está mejor posicionada que la pro-impuestos, porque la pro-impuestos o bien no tiene dinero (en cuyo caso es parte interesada y su posición hay que ponerla en cuarentena) o bien tiene dinero y tiene que enseñarnos cómo está donando más de lo necesario al Estado (SITG).

  3. Habría que empezar a hablar también de paraísos o refugios regulatorios, y no sólo de paraísos o refugios fiscales. Algunos pensamos que más importante que bajar impuestos (que es importante) es quitar regulaciones absurdas, ineficientes y perniciosas (como el SMI).

Hechas las aclaraciones, vamos a ver los argumentos a favor de los impuestos (ojo, esto me ha quedado largo de cojones).

Tus ganancias y tu derecho a la propiedad privada sólo existen porque el Estado te protege. Sin Estado, no habría marco legal que protegiese tu derecho a la propiedad ni seguridad que evitara que te robasen.

Tengo mis dudas de que sin Estado no existan marcos legales que protejan la propiedad. Al fin y al cabo, el Estado (tal y como lo entendemos hoy) es un invento reciente y ha habido otro tipo de comunidades y estructuras políticas que han protegido el derecho a la propiedad.

De que sin Estado puede haber seguridad no creo que haya ninguna duda. Que la seguridad hoy la provea el Estado es algo circunstancial.

Aclarado lo cual, ok, demos por buenas las dos premisas. ¿Cómo se sigue de ahí que haya un deber de pagar algo más allá de lo estrictamente necesario para mantener ese orden legal y esa seguridad?

De que tengas que mantener el orden legal y la seguridad que te permite ganar dinero no se sigue que tengas que pagar las carreras de caballos (es una partida real de los presupuestos –al menos, en 2017).

Tus ganancias son el resultado de los servicios del Estado, por lo tanto, tienes que devolver parte de lo generado porque estás en deuda

Este argumento olvida que los servicios del Estado son los mismos para todos (más o menos), así que, si alguien gana más o gana menos que otro, no es por el Estado, sino que es mérito o demérito suyo.

Por tanto, no existe ningún deber para con el Estado por ese extra que se gana (igual que no puedes exigirle nada si ganas menos).

Además, más allá de algunos servicios que quizá no sean privatizables (seguridad, defensa, algunas partes del derecho, etc), que el Estado preste unos servicios es algo circunstancial. Más allá: No recibes esos servicios porque quieras, sino porque estás obligado.

Tanto si quieres como si no quieres vas a recibir (o vas a poder recibir) esos servicios, por lo que siempre estarás obligado a pagar. Para ello acuñé la falacia ad mafiam.

Un último comentario en este punto: Esta forma de razonar es la de un maltratador que tiene a su mujer encerrada en casa y la amenaza diciéndole “con todo lo que te he dado… si te vas eres una desagradecida. Si lo haces te perseguiré y te intentaré joder la vida”.

Tus ganancias son el resultado del sistema, por lo tanto, tienes que devolver parte de lo generado porque estás en deuda

Mismo argumento que el anterior, pero un poco más completo. Aquí ya no es que tu riqueza o tus ganancias sean gracias al Estado, sino a toda la estructura social.

Hay tres puntos que comentar aquí:

  1. Lo mismo que en el caso anterior. El sistema y sus beneficios o perjuicios son bastante parecidos para la mayoría de la población (menos que en el caso anterior, eso sí lo reconozco). Aquel que triunfa, lo hace desde la misma base que la mayoría. Algo tendrá que ver él, no sólo el sistema, digo yo.

  2. Si las ganancias son el resultado del sistema, ¿por qué la forma de devolver esa gracia son los impuestos? ¿Por qué tienes que pagar al Estado por lo que has ganado gracias a YouTube? ¿No tendrías que pagar a Google, en todo caso? Y así con todo lo demás que forme parte del sistema, se entienda lo que se entienda por sistema.

  3. ¿De verdad esa riqueza y esas ganancias son gracias al sistema? Porque yo al sistema lo he visto reírse de los youtubers, cobrarles 300 pavos desde el primer momento en que empezaban a facturar (aunque fueran 20€), educarles para algo que nada tiene que ver con lo que han acabado siendo, etc. ¿Son ricos gracias al sistema o a pesar de él?

Formas parte de una comunidad, así que tienes una responsabilidad con esa comunidad, porque los derechos tienen asociados deberes

En principio, estoy de acuerdo con esta afirmación. El individuo tiene responsabilidad con su comunidad, aunque sólo sea porque esa comunidad es la que garantiza los derechos como individuo.

La cuestión aquí es que, de nuevo, hay un non sequitur. De que tú tengas deberes para con tu comunidad no se sigue que tengas que pagar X impuestos. Eso es una decisión (siendo generosos) democrática, pero sabemos que las decisiones democráticas no representan la voluntad popular (o sea, de la comunidad).

¿Por qué hacemos pasar la responsabilidad para con la comunidad por el pago de unos impuestos arbitrariamente definidos en lugar de, por ejemplo, el trabajo obligatorio o el servicio militar obligatorio?

No sólo tienes que pagar el 50% de lo que ganas en impuestos, tendrías que pagar más, porque si ganas 4 millones de euros y te quitan 2 sigues teniendo mucho dinero y no tienes problemas para tener una vida digna. Es un lujo.

Este razonamiento tiene, para empezar, el problema de definir qué es una vida digna. ¿Una vida en la que tienes cubiertas las necesidades básicas? Para eso hace falta muy poco dinero. Digamos que no más de 500€ al mes. ¿Está justificado quitarle todo el dinero que supere esos 500€ al mes a todo el mundo?

¿Es una vida digna otra cosa que esas necesidades básicas? En ese caso, ¿qué es y con qué criterios se define? ¿Son objetivos o son arbitrarios? Si son arbitrarios, ¿por qué son válidos los que propones y no otros?

Hablar de nivel de vida digno queda muy bien para los discursos políticos pero, en realidad, no dice nada.

Por lo demás, conviene no olvidar que si, hoy, cogiéramos todo el PIB mundial y lo redistribuyéramos entre toda la población mundial, tocamos a 833€ al mes por cabeza, sin servicios sociales ni nada gestionado por el Estado (o sea, con esos 833€ al mes tendrías que pagar todo lo que actualmente presta el Estado).

¿Esa es la redistribución que se quiere hacer para alcanzar niveles de vida dignos? Porque a mí no me parece que eso permita un nivel de vida digno (aunque, de nuevo, cada cual definirá digno como le salga de la punta del nabo).

Los países con impuestos bajos hacen competencia desleal

Lo único que hay que aclarar aquí es que no hay competencia desleal por ningún lado, y esto por varios motivos.

El primero es que la competencia desleal se da en el campo del comercio, no del robo institucionalizado. El segundo es que, para que haya competencia desleal, debe mermarse la capacidad de elección del comprador (en este caso, el súbdito que tributa).

Esto último no sólo no se da, sino que, precisamente, querer armonizar fiscalmente los países es lo que mermaría la capacidad de elección. O sea, quien defiende esto es quien está defendiendo la competencia desleal.

No en vano, armonizar fiscalmente sería crear un cártel tributario.

Y, puesto que no hay competencia desleal, este argumento no es más que un apretar fuerte los puñitos e insultar al otro.

Lo que hay que hacer es armonizar todos los impuestos de la UE

Lo dicho antes: Armonizar fiscalmente es crear un cártel tributario.

Por lo demás, ¿por qué tantas ganas de igualar? Con lo bonita que es la diversidad… ¿No?

Tampoco hay que olvidar que, cuando se habla de armonizar, lo que en realidad se quiere decir es que los países con impuestos bajos deben subir sus impuestos. Que es una forma bastante chusca de retorcer el lenguaje (¿Quién está en contra de la armonía?).

También es armonizar bajar los impuestos de los países que los tienen más altos al nivel de aquellos que los tienen más bajos.

¿Por qué no se defiende esto? Porque no se busca la armonía fiscal.

¿Por qué iba a ser un yate fundamental para la vida?

¿Por qué iba la vida a limitarse a lo fundamental?

Tú eliges con tu voto cómo se gasta el dinero recaudado/cuántos impuestos se cobran

Esto es falso a tantísimos niveles y de un democratismo tan naif que ni voy a entrar. Voy a dar por buena esa estúpida premisa y voy a decir:

¿Y si legalmente se instituyera el derecho de matar a los pelirrojos se argüiría que los pelirrojos pueden decidir con su voto cambiar eso?

Nótese que aquí hay dos puntos:

El primero es que los beneficiarios de la medida (porque son beneficiarios –al fin y al cabo, ¿quién no sentiría placer al matar pelirrojos?) son muchos más que los perjudicados. Esto pasa con los ricos, también (incluso lo del placer de matarlos, así que es un moe boen símil –me doy un 8,56 sobre 8,13).

Curiosamente, la mayoría de quienes sostienen ese argumento ven muy claro lo falaz que es cuando el tema en cuestión es la independencia de Cataluña y los mecanismos legales para reformar la Constitución y demás mierdas.

El segundo es que, claro, hay derechos anteriores e inalienables que no pueden conculcarse porque una mayoría así lo decida. Y, llámame loco, pero trabajar el 50% del tiempo gratis para tu amo (porque eso es lo que es pagar un 50% de impuestos, siguiendo al boeno de Mujica) me parece que conculca algunos de esos derechos básicos.

Nadie paga el 50%, el IRPF es progresivo

Primero, eso es cierto para una persona que gana, por ejemplo, 62.000€. Cuando llegas a cierta cantidad, todo lo que cobras entra dentro del último tramo, así que, cuanto más ganas, más te acercas a pagar el 50%. El Rubius, por ejemplo, ganando 4 millones de euros, paga más de 1,9 millones en IRPF.

Pero es que en España hay muchos más impuestos que el IRPF. Así que no es que esa gente pague el 50%, es que paga más.

De esos impuestos dependen medidas de redistribución para que los que tienen menos estén mejor, así que no pagar impuestos es ser antipatriota

Primero, es discutible que el patriotismo se mida por la ayuda a quien menos tiene. Pero bueno, entiendo que algo de eso sí hay.

La cuestión es: ¿De verdad los impuestos van a ayudar a los que menos tienen? En ese caso, ¿por qué los que menos tienen también pagan impuestos?

Ok, no pagan IRPF, pero pagan IVA, pagan impuestos de circulación, autónomos, etc. Si se tratase de redistribuir, ¿por qué no pagan impuestos únicamente el 10% más rico, por ejemplo?

¿Y por qué hay partidas de gasto para la CEOE o para financiar la universidad pública, que se sabe que beneficia a los ricos en detrimento de los pobres?

Cuando esos dos puntos se corrijan, entonces, y sólo entonces, podremos hablar de que quien no paga impuestos es antipatriota. Mientras tanto, no se cumple la premisa de que los impuestos son para ayudar al que menos tiene, y, por tanto, no se puede hablar de antipatriotismo.

La meritocracia es un mito, nadie se merece estar donde está, así que los impuestos son una forma de redistribuir la suerte

Estoy de acuerdo, la meritocracia es un mito (escribí sobre ello aquí). Ahora bien, ¿por qué eso sólo se dice de la riqueza y se toman medidas para redistribuir la suerte en ese campo?

Quicir, si la meritocracia no existe, tampoco existirá para los científicos, ¿no? ¿Hay que redistribuir las citas académicas? ¿Repartir el mérito del Nobel? Tampoco existe el mérito (y de forma más visible) en la gente guapa. ¿Hay que redistribuir las mujeres y los hombres para que todos follemos sin que medie la suerte? ¿O quizá basta con tirar ácido a los guapos?

Por lo demás, lo mencionado en el punto anterior también procede aquí. Ok. Discutiremos este argumento cuando la forma de cobrar impuestos y de gastar el dinero se ajuste al objetivo de redistribuir la riqueza y la renta.

No todo el mundo puede llevarse el dinero fuera

Reconozco que este es un problema. Lo que no veo es que del hecho de que no todo el mundo pueda llevarse el dinero fuera para pagar menos se siga que quien sí puede sea inmoral. En todo caso, sería el que pone trabas a quien todo el mundo pueda hacerlo el que es inmoral (o sea, Andorra).

O sea, que no todo el mundo pueda pagar menos impuestos no es un argumento en favor de los impuestos, sino un argumento en contra de la dificultad de pagar menos impuestos.

Si no pagas tus impuestos, nos los suben a los que sí pagamos, así que nos estás robando

Esto es como si un bully a la hora del patio tiene la costumbre de pegar un bocao a los bocadillos de un grupo de chavales y un día uno de esos chavales le parte la cara y, a partir de entonces, ya no le pega un bocao a su bocata, pero pega dos a los de los demás.

¿El ladrón es el chaval que se defiende en vez del bully?

Además, ¿no habíamos quedado en que pagar impuestos estaba bien? Deberías agradecer a quien se va, que, gracias a él, puedes pagar más… ¡Haces un bien mayor!

De hecho, en este argumento, con la formulación que he puesto (no siempre se presenta así, eso es cierto), se reconoce implícitamente que los impuestos son un robo.

Si no pagas impuestos, tenemos menos dinero para servicios públicos, así que nos estás robando

Aquí lo primero es suponer que tú y el Estado sois lo mismo. No eres el Estado. Incluso si fuera cierto que quien no paga impuestos está robando, no te estaría robando a ti, estaría robando al Estado (y, sí, en consecuencia, tendrías peores servicios públicos, pero eso no es robarte).

Pero es que no es cierto que quien no paga impuestos esté robando. Eso es dar la vuelta a la tortilla. Es presuponer que el dinero que ganas pertenece al Estado y no a ti. Obviamente, esto no es así.

Además, los impuestos no tienen contraprestación directa. Es decir, el IRPF no paga la sanidad. El IRPF se paga y ya veremos qué hacemos con el dinero.

Los impuestos sirven para financiar bienes públicos, así que hay que pagar impuestos para tener mejores bienes públicos

Ni todos los impuestos financian bienes públicos, ni todos los bienes que actualmente son públicos tienen por qué ser públicos (en el sentido de comunitarios), ni todos los bienes públicos tienen por qué gestionarse a través del Estado.

Los impuestos financian la inversión en capital humano a través de salud y educación, y te beneficias, aunque no seas tú mismo quien recibe esa inversión

Es cierto que educación y salud son necesarios y que aumentan el capital humano. Ahora bien, ¿por qué la educación y la salud la tendría que prestar el Estado?

Esta duda es más razonable en el caso de la educación que en el caso de la salud, porque la educación española es una puta mierda que probablemente destruye capital humano en vez de crearlo, pero es válida para ambos casos.

Hay un deber moral de ayudar a los más desfavorecidos

De los deberes morales no se siguen deberes legales y el Estado no es la única vía para ayudar a los más desfavorecidos (de hecho, es una vía pésima).

Los impuestos permiten financiar servicios tales que, por su tamaño, permiten tener ventajas de escala

Reconozco que este es un buen punto. Por ejemplo, comprar vacunas desde el Estado te da una posición de negociación más tocha que si se trata de diez empresas sueltas.

Aquí hay dos puntos:

Primero: ¿Por qué es necesario que el Estado gestione TODO en un área concreta (digamos, salud) con el fin de tener una mejor capacidad de negociación u otro tipo de beneficios de escala? ¿No podría, en el caso de la sanidad, por ejemplo, negociar él la compra de medicamentos y luego repartir entre esas diez empresas?

Segundo: ¿Es beneficioso tener ventajas de escala? ¿A cualquier precio? Quicir, obviamente ahorrarse un dinero siempre está bien, pero si es a costa de fragilizar el sistema, ¿compensa? Imagina que el Estado gestionase los supermercados para abaratar los productos por economías de escala. ¿Te imaginas el colapso que habría habido durante la pandemia?

Algunos impuestos sirven para internalizar costes

Eso sólo justifica los impuestos que sirven para internalizar costes, no los demás. Además, antes habría que ver si no hay otras vías para internalizar esos costes.

Algunos impuestos sirven para dirigir a la sociedad y hacerla mejor

Aquí entran los impuestos verdes, a las bebidas azucaradas, al tabaco y al alcohol, etc. Son impuestos para hacer ingeniería social y que la población se comporte de la forma que le interesa al soberano.

Si hay que hacer o no ingeniería social es un debate que no aquí no toca (obviamente, yo estoy en contra), pero, incluso si asumimos que sí que hay que hacerla y que está bien hacerla, eso sólo justifica esos impuestos con un objetivo concreto para mejorar la sociedad.

Si no se pagan impuestos, hay riesgo de caer en la tragedia de los comunes en los bienes públicos

La tragedia de los comunes, para quien no lo sepa, consiste en que, ante bienes públicos, la gente tiene incentivos a explotarlos al máximo y contribuir lo mínimo a ellos.

Esto es cierto, pero la cuestión aquí es que la mayoría de los servicios que presta el Estado (y los más caros) no tienen riesgo de caer en la tragedia de los comunes si deja de prestarlos, porque pasarían a gestionarse con criterios de mercado (Educación, sanidad, pensiones…).

Además, el Estado no es la única forma de gestionar y evitar la tragedia de los comunes. Hay múltiples ejemplos de ello (el típico monte que es del pueblo y al que puedes ir a cazar o cortar leña pero que está controlado por el pueblo y si te pasas te la lían u otros más complejos como el Tribunal de las Aguas de Valencia).

Puesto que la utilidad del capital es decreciente, los impuestos sirven para redistribuir el capital y aumentar la utilidad agregada

Esto sería cierto, de nuevo, si el capital fluyera de ricos a pobres. Pero no existe tal redistribución en España. La utilidad del capital aumentaría si financiásemos mejores guarderías y escuelas de primaria, no si financiamos la universidad a los ricos, que es lo que se hace hoy.

El problema es que el negocio que genera dinero ya no está en el mismo lugar que el dueño del negocio

Hay varias formulaciones para este argumento, pero todos vienen a decir lo mismo: El servicio que se presta es mundial y, por lo tanto, la empresa (o la persona) que está en Andorra paga impuestos en Andorra a pesar de que su actividad económica esté en España (entre otros países).

El caso es que no es así. El negocio que está en otro país ya paga impuestos en ese otro país a través del IVA. Lo que no paga, obviamente, es el impuesto de sociedades (porque la empresa no está en España) y el IRPF (porque esa persona tampoco está en España).

O sea, la actividad económica se grava con el IVA, y ese impuesto sí se cobra en el país en el que se realiza la actividad.

Y ya está, estos serían todos los argumentos que he ido recopilando, creo. No voy ni a revisar, que es muy largo y me da palo, así que si hay algo que esté mal o lo que sea me lo decís por tuiter.


Más de 3000 orangotanes ya reciben mis emails

Suscríbete a la Niusleta de Joseo20.

Yo sí mando spam. Cuando tengo que vender, vendo. El resto de tiempo envío emails con temas que considero interesantes.

Hablo de todo lo que me sale de los cojones, no sólo de marketing o negocios. Hay política, filosofía y otras gilipolleces.

Es probable que después de leerla me odies.

Incluye orangotanes.

[optin_subs title=»» descr=»» legal=»Acepto la Política de Privacidad.
Recojo estos datos a través de ORANGOTALIA, S.L.U., para que puedas recibir mis emails. La base de legitimación es tu consentimiento. No cedo tus datos. Los tendré hasta que me digas que los borre. Para ejercitar tus derechos de protección de datos, escríbeme a contacto@joseo20.com o consúltalo con mi abogado (el que tengo aquí colgado).» ID=»3″]

Deja un comentario